La belleza comienza en el momento en el que te decides a ser tú mismo
(Coco Chanel)

Cómo cuidar la piel a los veinte

Limpia, Hidrata y Renueva

A partir de los 20,  además de limpiarla debemos empezar a protegerla e hidratarla e introducir principios activos que ayuden a la propia renovación natural de la piel para tenerla perfecta a los treinta.

 

Mantén tu piel siempre limpia

Es el primer paso evitar que las bacterias se acumulen  y los poros se abran. Es necesario realizarse al menos una vez al mes.

a) Higiene Ginkgo Detox para oxigenar, purificar y mantener la piel sana. Todos los productos utilizados en este tratamiento contienen Ginkgo por lo que los resultados conseguidos serán visiblemente mejores que los conseguidos con una higiene básica.

Y en casa es imprescindible incluir en la rutina diaria de belleza un buen limpiador (Agua miscelar con Ginkgo  o Gel limpiador con Ginkgo) día y noche  para eliminar las impurezas  y restos de maquillaje y  Tónico refrescante al limón, también con Ginkgo,  para  preparar y estabilizar la piel después de la limpieza.

Importante también exfoliar la piel regularmente para promover la producción de colágeno. El Exfoliante Rosa Mosqueta con Ginkgo,  remueve las células muertas y elimina todo rastro de suciedad de la superficie, además de penetrar la piel y destapar los poros, previniendo futuros brotes.

 

Sí a los tratamientos estéticos

A partir de los 20 la piel empieza a perder la capacidad para regenerarse. Debemos ayudarla con estos dos tratamientos en función de la tipoligía de piel.

b) Hydra ginkgo para pieles con tendencia a la sequedad  para minimizar y prevenir líneas de expresión

Es un tratamiento en el que los principios activos y las propiedades del Ginkgo se aúnan con la acción hidratante y rejuvenecedora del ácido hialurónico y con el efecto tensor de la Argireline que encontramos en  una máscara adaptable al rostro.  El resultado: suavidad, elasticidad, confort y  firmeza de la piel

c) Ginkgo  VitC   para pieles apagadas y con falta de vitalidad

Es un tratamiento en el que los principios activos y  las propiedades del gingko se aúnan con la acción revitalizante de la vitamina C, aplicada en forma de máscara, y  con el efecto bótox de la Argireline en forma de suero.  El resultado: elasticidad, tonicidad y  luminosidad de la piel.

 

 

Y en casa…

La rutina de belleza continúa con la hidratación diaria de la piel. Cada mañana se debe aplicar la Emulsión Hidratante con Ginkgo Biloba para aportar suavidad y proteger y mantener la hidratación natural de la piel. Nunca se saldrá de casa sin protección solar. Y es que los rayos UV son la causa número uno del envejecimiento prematuro de la piel.

Y por la noche, debemos Tratar la piel con el Ginkgo Pure para oxigenar y  detoxificar la piel y ayudarla a su regeneración natural.

 

La rutina de belleza perfecta para los 20 incluye una o dos veces por semana una mascarilla con Ácido Hialurónico y Argireline para aportar hidratación, alisar, suavizar y tensar la piel o una Mascarilla Vitamina C para aportar vitalidad y luminosidad (ambas con Ginkgo Biloba).

Y en función de las imperfecciones de la piel usaremos al menos 3 días por semana un producto para corregir:

Sérum con ácido hialurónico para minimizar signos de expresión, Sérum Argireline para mejorar la tonicidad de la piel y conseguir un efecto tensor o Aceite Rosa Mosqueta para pieles resecas y desnutridas. Todos contienen Ginkgo Biloba en su composición.

 

 |  | Estética
Top