La belleza comienza en el momento en el que te decides a ser tú mismo
(Coco Chanel)

Una noche que siempre recordaré

Una semana después de la gran noche me llegan imágenes al móvil que consiguen aún emocionarme. Me impacta una en especial, la de todos los profesionales de Depiline y los modelos que hicieron posible el desfile, reunidos en el escenario de la sala Razzmatazz.

Dicen que una imagen vale más que mil palabras. Ésa lo resume todo: irradian felicidad, brindan amplias sonrisas, se aplauden entre ellos y a los demás compañeros. Son un ejemplo  de implicación, profesionalidad, ilusión y solidaridad.

El día empezó muy temprano. A las 11 de la mañana llegábamos a Razzmatazz. La mítica sala de conciertos, una de las más grandes de Barcelona, empezaba a vestirse para la gran fiesta de Depiline: operarios montando la pasarela, técnicos probando luces y sonido, estilistas y maquilladores con sus respectivos modelos…

Los camerinos del backstage, ocupados habitualmente por músicos, cedían su lugar por unas horas a Depiline: brochas, secadores, peines, planchas, extensiones, vestuario, pinceles, sombras, labiales,…invadieron Razzmatazz la noche del 20 de octubre, que siempre recordaré.

Entre nervios y prisas (que también las hubo) se acercaba la hora del desfile. En el exterior de la sala esperaban los primeros asistentes ante una tímida lluvia. En el interior, Neus y Montse, presentadoras del evento, trataban de disimular los nervios. Fueron las primeras en pisar el escenario, con fuerza, actitud, calidez… y agradecimientos a los que quisieron compartir la noche con nosotros.

Después, llegó el turno de los modelos: los más peques, las chicas pin up, las metalizadas, corporales, los looks más radicales, los chicos…desfilaron por la pasarela, con aplausos, móviles grabando y flashes de fotos… Era una noche para tener bien guardada en un sitio privilegiado de la memoria y del corazón.

Ese jueves terminaba pasadas las 12 de la noche. Tocaba desmaquillarse, cambiarse de ropa, abrazarse con los compañeros, brindar por el éxito, hacerse fotos, desmontar el decorado… Bajaba el telón de una noche muy especial con una gran gala, resultado del trabajo en equipo y la unión de todos para contribuir en la lucha contra el cáncer de mama. ¡Gracias!

Maria Alba Riu

Community Manager

Top